Diferencia entre realidad virtual (VR) y videos 360

Bienvenidos a la primera entrada del blog de Loha. Mucha gente tiende a confundir los vídeos 360 y la Realidad Virtual, porque, aunque les pueda parecer lo mismo para nada lo son, ya sus propios nombres lo anuncian. Hablaremos de la diferencia entre realidad virtual y videos 360.

Ambas son tecnologías que nos permiten dirigir la mirada a todos los ángulos posibles, pero hasta aquí llegarán las similitudes.

Vídeos 360

Un vídeo de 360 grados está grabado generalmente con un soporte especial, bien con múltiples cámaras, o usando una cámara que contenga varias lentes en sí misma.

Para la grabación colocamos dos o más cámaras en forma esférica consiguiendo un formato que nos permita obtener vídeos con visión circular.

Lo que obtenemos es una película que se reproduce a la vez en toda la extensión del campo visual por más que el reproductor sólo muestre una ventana reducida.

Con ello, permitirá al usuario desplazarse por los 360 grados de la escena moviendo la cabeza (arriba, abajo, izquierda, derecha y atrás) en la dirección donde desee mirar, o bien, utilizando el smartphone, cursor del ordenador, etc.

La sensación que nos da es de libertad de movimiento, pero siempre sin olvidar que será para orientar la visión al lugar deseado y sin dejar de reproducirse la escena en la parte no visible (recordemos que es un vídeo con visión circular).

Pero siendo así, ¿por qué se confunde con contenido virtual?

Es muy sencillo, existen dos tipos de vídeos 360, los monoscópicos y los estereoscópicos.

Los monoscópicos nos lo encontramos en el Street View de Google o en reproductores 360, como pueden ser YouTube 360 y Facebook. Son producciones 2D de capturas reales en 360 grados que nos permiten ver el espacio a nuestro alrededor, pero no nos sentimos en un mundo 3D.

Sin embargo, el vídeo estereoscópico es más cercano al elemento de la Realidad Virtual, aunque dista mucho todavía de todo lo que ofrece la VR. Estos vídeos 360 dan la sensación de un mundo 3D gracias a la profundidad, y los podemos ver en visores VR (con lo cual crea confusión al usuario creyendo estar en VR).

En YouTube podemos ver muchos ejemplos de vídeos 360 donde podréis llevarlo a la práctica con vuestro cursor del ordenador.

Realidad virtual (VR)

La Realidad Virtual se define sola: REALIDAD.

Cuando la definen como una tecnología que nos lleva a una sensación inmersiva, se equivocan: ES INMERSIVA. La VR es un mundo completamente virtual creado con programación donde el usuario se adentrará en él, necesitando de unas gafas o cascos VR.

Gracias a la VR podemos adentrarnos en proyectos de aprendizaje para la medicina, mejorar la calidad de un entrenamiento deportivo para obtener el máximo rendimiento, ayuda a los arquitectos para comprobaciones de espacios, así como, para la presentación de sus proyectos a sus clientes, etc. En este último caso, donde nuestra empresa está especializada, el proyecto en Realidad Virtual empieza a tomar vida cuando los arquitectos nos envían los planos. A partir de ahí, comienza la construcción del entorno en Realidad Virtual. En él podremos observar al detalle cómo quedará exactamente el revestimiento, pavimento, grifería, sanitarios, carpintería y un sin fin de elementos, pudiendo anticipar cualquier tipo de inconveniente antes de ocasionar gastos o retrasos en el proyecto de ejecución. Además, podremos realizar estudios de ergonomía arquitectónica, así como, en mobiliario.

 

Como podéis observar, ya son muchos ámbitos los que han sucumbido a las ventajas que ofrece esta tecnología.

Llegados a este punto ya tenemos la principal diferencia entre el vídeo 360 y la Realidad Virtual, ésta radica en la LIBERTAD DE MOVIMIENTO TOTAL que nos permite la VR. Sin embargo, en los vídeos 360 la única interacción posible será mover el vídeo hacia el ángulo donde queramos ver, pero condicionado al punto que se tomó de referencia para la grabación del vídeo (aquí no tendríamos libertad de movimiento). Así que, para resumir:

Vídeo 360

  • Mundo Real.
  • Interacción limitada al ángulo de visión.
  • Movimiento desde el punto de grabación.
  • No requiere equipo especial.
  • Línea temporal o de reproducción.

Realidad virtual

  • Entorno Digital.
  • Interacción sin límites.
  • Movimiento libre.
  • Requiere gafas o cascos VR.
  • Desarrollo por exploración.

Está claro que las diferencias son notables y muy evidentes, aunque la confusión es lógica, pero carece de sentido. Son dos tecnologías diferentes y muy diferenciadas. Es importante que conozcamos la diferencia entre realidad virtual y videos 360 para obtener los mejores resultados de estas tecnologías.

Esperamos que os haya parecido interesante el contenido del blog, esperamos vuestros comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *